Planes a futuro

Me cuesta un montón poder responder cuando me preguntan cosas como ¿qué va a ser de tu vida de aquí a 10 años?. Siempre me ha costado mucho hacerme planes a largo plazo con mi vida.

Quizás la montonera de planes fallidos que he tenido han hecho que piense así. Me acuerdo que, cuando salí de cuarto medio y entré a la u (apenas con 16 años y medio), hice el medio plan de mi vida: entraría a estudiar Ingeniería en Obras Civiles, saldría como a los 22 años, y ganaría mucha plata porque en esa carrera se encontraba pega luego y se ganaba bien. Resulta que a los 4 años que entré, me di cuenta de que en realidad iba a dar bote con los ramos de O.O.C.C., y me cambié a Ingeniería Industrial.

De nuevo me hice un plan de vida: ya no saldría a los 22, sino que como a los 25, y seguramente iba a terminar trabajando en una empresa, probablemente en Santiago, en algún cargo de medio pelo para arriba, y ganando sus buenas lucas. Pero al final, a los 24 años no estaba terminando mi carrera, sino que estaba con depre (literalmente) porque veía que no avanzaba en la carrera y me estaba aburriendo de todo. Ahí vino el cambio a Ingeniería en Computación.

Ese cambio vino justo en el momento en el que comencé mi primer pololeo (si, a los 24 años -__-). Sucedió algo parecido con lo de los planes. Mi entonces polola estaba a punto de titularse, y luego de que comenzó a tener sus primeros trabajos, comenzaron en ella las típicas ideas de futuro en pareja. La verdad es que yo no quería hacerme muchos planes, ya que no tenía buenas experiencias previas haciéndome planes, pero igual de a poco empezaron a salir algunas ideas de lo que queríamos hacer y todo eso. Un poco más de tres años después, esa historia tuvo punto y final, y nada de lo que habíamos pensado sucedió. De nuevo “planes” que nunca resultaron.

Algo parecido pasó con mi segundo (y hasta ahora último) pololeo, aunque ella fue más comprensiva con mis no-planes a futuro. Siempre que brotaban los pensamientos a futuro, las cosas que nos gustaría haber hecho, yo siempre terminaba con un “algún día podremos”… Me aguantó lo más que pudo, pero finalmente (y es totalmente comprensible) se aburrió de esperarme. Cuando me cambié a Ingeniería en Computación, mi plan a futuro era terminar la carrera a los 30 años o antes… pero de nuevo no fue así, y ahora con 31 años llevo poco más de dos meses en mi nueva experiencia universitaria.

Recuerdo que una vez el psicólogo de la u me preguntó “¿cómo te ves de aquí a 5, o a 10 años?”, y siempre eran respuestas como “no sé, supongo que estudiando, o supongo que trabajando, no tengo idea”. Nada claro. Durante los últimos años, mis “planes a futuro” (al menos los académicos) sólo se remiten a pasar los ramos que tenga en el semestre. Mirar desde ahí en adelante se me hace demasiado difícil.

¿Será que me paso demasiadas películas con lo que vaya a pasar?

O quizás simplemente es miedo… miedo al fracaso, miedo a que todo se vuelva a repetir.

Anuncios

Publicado por

ConejoF1

Simracer from Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s